Inicio | Antepasados | Historia del Apellido | Escudo Familiar

Antepasados

Todo comienza en la Isla de Elba, cuando en 1797 Luis Fossi Tagliaferro nace en Marciana Alta. Se casa con Rosa Tagliaferro y de ese matrimonio nacen siete hijos (Francisco, Tomás, Antonio, Zeferino, Jaime, Isabel y Ricardo). En 1841, antes del nacimiento del último hijo, esta familia decide emigrar a América en el bergantín "Toscano Faliero" capitaneado por José Olivieri. Rosa estaba en estado y esconde su condición a la tripulación del barco para que le permitieran viajar. Luego de zarpar de una de las escalas del barco en Cartagena-España, a Rosa le comienzan los dolores de parto; después de dar a luz a su séptimo hijo, Ricardo, muere y su cadáver es lanzado al océano.

El barco sigue su ruta hacia América y el niño es alimentado con leche de las cabras que iban en él. Su primera llegada a América fue el puerto de Maracaibo. Para ese momento, Luis Fossi compungido por la tragedia, había decidido regresar a Italia con todos sus hijos. Sin embargo, en el barco no le permitieron continuar la travesía con el recién nacido, por lo que decide dejarlo con una pareja mayor, sin hijos, de apellido Baralt (Miguel Baralt); con el compromiso que él, a la vuelta de unos años, regresaría a buscar a su hijo. Así, el barco continúa su travesía hasta el retorno a la Isla de Elba.

Cumpliendo con la promesa hecha a la familia Baralt, Luis Fossi retorna a Maracaibo, luego de cuatro años. En ese momento, les solicita a la pareja que le regresen a su hijo, pero ellos le ruegan que le dejen al niño definitivamente, pues estaban totalmente encariñados con el pequeño. Cuenta la historia que Luis estaba decidido a dejarles el niño, pero una tarde fue de visita a casa de la familia Baralt y le ofrecieron merienda. Al niño le sirvieron un trozo de biscochuelo y una taza de leche. Delante de él se dio cuenta cómo el pequeño mojaba el biscochuelo en la leche y luego se lo comía. En un momento el niño se consumió la leche y le quedaba biscochuelo. Cuando el niño exigió que le sirvieran más leche y se lo negaron, armó tremenda pataleta pues argumentaba que era el biscochuelo el que se había tomado la leche. Cómo sería el espectáculo del niño y la actitud complaciente de los Baralt, que en ese momento Luis Fossi; reaccionó, reflexionando que esa pareja por su avanzada edad no tendría carácter suficiente para educar adecuadamente a Ricardo, por lo que decidió llevárselo con él de regreso a Italia, como efectivamente lo hizo. Cosas de Dios… y pensar que la familia Colmenares Fossi, se originó por una pataleta que decía: "No fui yo, fue el biscochuelo el que se tomó la leche."


Así, regresan a la Isla de Elba y Ricardo crece junto a sus hermanos en Italia.
El 21 de Junio de 1866, a la edad de 24 años, contrae matrimonio con Rosa Murzi Tagliaferro. El matrimonio civil se realizó en Marciana Alta y la ceremonia Eclesiástica sucede el mismo día en Marciana Marina. Esta ceremonia fue presidida por el sacerdote Paolo Murzi. Los recién casados deciden emigrar a América y se radican en San Cristóbal. Ya para el 22 de mayo del año siguiente nace su primer hijo, Tomás. Luego el 11 de octubre de 1868, tienen a Victoria, y entre 1870 y 1875 nacen cuatro hijos más (José Domingo, Luis Antonio, María Josefa Isolina y María Luisa del Rosario). Ésta última nace en Pueblo Nuevo, cerca de San Cristóbal, donde se refugiaron como consecuencia del gran terremoto de Cúcuta de 1875, que arrasó con parte de Los Andes venezolanos. Por alguna razón desconocida, la Familia Fossi Murzi, se traslada y radica en Ejido, estado Zamora, hoy estado Mérida. Allí nacen sus dos últimas hijas, Dhalia Emma y María Mery.


Rosa corre con la misma suerte de su suegra y muere en el parto de su noveno hijo. Su esposo Ricardo lo recuerda: "El 11 de abril de 1880, a las 10 ½ de la mañana, murió a consecuencia de no poder dar a luz el nono hijo, mi querida y nunca olvidada Rosa. Pocas horas bastaron, pero horas de un sufrir horroroso, para que su santa alma volara al cielo, desde donde velará por mi y sus inocentes y tiernos hijos. Dejó en la más triste orfandad ocho (8) hijos que son: Tomás, Victoria, Domingo, Luis, Isolina, María Luisa, Dhalia Emma y Mery.- Trece años y diez meses me acompañó y fueron otro tanto de pura felicidad, porque siempre supo cumplir con todos los deberes sociales y, sobre todo, fue esposa fiel y amorosa madre. La honradez, la virtud, el amor y el trabajo fueron su Dios y su ley.- Por lo tanto, hijos queridos, enorgulleceos porque tuvisteis una madre honrada y extremosamente amorosa con vosotros y conmigo, y la cual supo compartir con más gusto las penas y escaseces, que las alegrías y abundancias!!... Sed buenos para que ella os sonría y guíe vuestros pasos desde el cielo, de donde os está contemplando y pidiéndole al Todo Poderoso, bienes sin cuenta para vosotros, pedazos de su corazón!!... Mérida, Abril de 1880."


Después de la tragedia, Ricardo se traslada a Táriba por invitación de su gran amigo y compadre, Fortunato Pierucini. Allí se radica, donde continúa ejerciendo sus actividades de llevador de libros de contabilidad. Es en Táriba donde Victoria conoce a José Jesús Colmenares Burgos y contrae matrimonio el 21 de junio de 1890. Ricardo, muere en Táriba el 10 de septiembre de 1917.


José Jesús Colmenares Burgos, había nacido el 17 de enero de 1859 y muere el 24 de diciembre de 1940. A su vez, Victoria Fossi Murzi muere el 9 de marzo de 1946, dejando una bella familia de cuatro hijos y una hija, todos casados, que dieron origen a las familias Colmenares-Murillo, Colmenares Bottaro, Colmenares-Finol, Briceño-Colmenares y Colmenares-Pacheco, quienes desde el año 2001 se reúnen en los célebres COLMENARAZOS.

 

Inicio | Antepasados | Historia del Apellido | Escudo Familiar